La realidad virtual sumada a los procesos de la fotografía y videos en 360 grados, ha llegado a un punto de evolución suprema. Ahora los recorridos virtuales se están convirtiendo en una de las experiencias más fantásticas, logrando anular el tiempo y el espacio, para transportar la mente de la persona a un escenario totalmente real.
La realidad aumentada consiste en combinar el mundo real con el virtual mediante un proceso informático, enriqueciendo la experiencia visual y mejorando la calidad de comunicación. Gracias a esta tecnología se puede añadir información visual a la realidad y crear todo tipo de experiencias interactivas: catálogos de productos en 3D, probadores de ropa virtual, video juegos y mucho más.
Compartir